Logo Seguros falabella
Icon search
Icon search
Icon hamburguer

Cómo mejorar tu estilo de vida en verano

¿Llevas tiempo queriendo adoptar un estilo de vida más saludable? El verano es una excelente época del año para cumplir este objetivo. 

Por un lado, tienes más alimentos saludables que incluir en tus comidas y el clima caluroso es la excusa perfecta para tomar más agua y mantenerte hidratado. También es buena idea estar preparado para el futuro y pensar en qué seguro de salud podría ser conveniente para ti.

Si te animas, te dejamos algunos consejos sobre cómo comenzar un estilo de vida saludable este verano. 

¿Cómo comenzar un estilo de vida saludable en verano?

El estilo de vida es una serie de patrones y actividades que las personas van desarrollando durante su vida y se relacionan con tu salud, alimentación, higiene, entre otros.

Si bien estos son hábitos que se forjan en el tiempo, siempre es posible incorporar nuevos y deshacerse de otros que no son tan beneficiosos. Descubre cómo el verano puede ser un excelente punto de partida para mejorar tu estilo de vida. 

1. Mantenerse hidratado:

Cuando llega el verano, se siente en el aire. Pero no solo es un clima ideal para que vayas a la playa los fines de semana, también es una oportunidad para conquistar el hábito de mantenerte hidratado. 

Aunque beber agua es la alternativa más saludable, no siempre es fácil hacer la elección cuando tienes a mano otras alternativas poco saludables. Sin embargo, en el verano da más sed y, si tomas bebidas azucaradas, descubrirás que te dejarán más sediento. 

Esto se debe a que el azúcar se va primero al estómago y luego al torrente sanguíneo. Una vez que las partículas de azúcar llegan a la sangre, el agua abandona las células e ingresa al torrente sanguíneo para restaurar el equilibrio. A medida que tus células pierden más agua, envían señales al cerebro indicando que necesitan H₂O, por eso sientes la necesidad recurrente de beber algo. 

¿La solución? Lleva siempre una botella de agua contigo para contrarrestar el calor y mantenerte hidratado. 

2. Comer frutas y verduras de la temporada:

Hay muchas frutas y verduras deliciosas que no se encuentran en otra época del año, por lo que son una excusa perfecta para variar la dieta y reemplazar los alimentos procesados. 

Estas son algunas variedades que puedes encontrar durante la temporada veraniega. 

  • Zona Central: berenjena, cebolla, choclo, ciruela, durazno, frambuesa, manzana, melón, nectarín, pera, poroto granado, uva, zapallo camote, sandía, tomate. 
  • Zona Sur: arveja verde, arándano, cereza, frambuesa, frutilla, haba, lechuga, manzana, tomate. 
  • Zona Norte: choclo, lechuga escarola, papaya, poroto granado, tomate, tuna, uva, mango, sandía. 

3. Más panoramas entretenidos:

Las caminatas al aire libre son una forma entretenida de cambiar el sedentarismo por estilos de vida saludable. Si tienes mascotas o vives con tu familia, puedes aprovechar para compartir con ellos saliendo a caminar al parque o visitando alguna reserva natural. 

Otra idea es dejar el auto en casa y subirte a la bicicleta. El verano es una ocasión extraordinaria para pedalear al aire libre durante las mañanas y por la tarde. 

Si te gusta más el agua, entonces tienes las piscinas y playas cercanas. Desde cualquier ángulo, hay cientos de razones en verano para ponerse en movimiento. 

Precauciones para cuidar tu salud en verano:

Como recomendación final, toma precauciones para evitar la insolación, en especial si vas a ir a la playa. La insolación ocurre cuando te expones al sol demasiado tiempo, causando que el cuerpo pierda la capacidad de enfriarse, como, por ejemplo, si te quedas dormido mientras te bronceas o olvidadeste el protector solar. 

Como en el verano realizamos más actividades al aire libre, te recomendamos que te protejas con un seguro de salud, ya que en caso de cualquier emergencia tendrás cobertura de tus gastos médicos ambulatorios o de hospitalización, donde te encuentres. Ahora si viajas fuera del país, un seguro de viaje también es una excelente opción. 

Conoce todas las ventajas de estar protegido en verano y ¡que nada te impida lograr estilos de vida saludable esta temporada! 

Publicaciones Relacionadas